Un paso

Temblaba como una hoja al viento cuando cruzó la puerta hacia lo desconocido. Rotas las cadenas con las que cargaba desde siempre, Marina respiró por primera vez el aroma de una libertad que la asustaba y la excitaba al unísono, que le paraba los pies y le daba alas, que Leer más…

Amanecer

Sacrificar el sueño era como el paladeo de un caramelo. Su presencia lo atrapaba, la respiración calma de su dormitar, el dulce olor que emanaba su piel, el tacto cálido de su abrazo y el brillo que la luz pálida filtrada por la ventana producía sobre su rostro lo dejaban Leer más…

El mar

Descubrió que la playa era solo la antesala del mar igual que lo era la pasión del amor, un trozo estrecho de mundo que daba acceso a un lugar casi infinito en el que uno podía perderse para siempre y, a veces, también ahogarse sin remedio. A él le gustaba Leer más…

El cuadro

Siempre que visitaba aquel museo se quedaba horas contemplando el pequeño cuadro. El resto de los visitantes, algunos de ellos también habituales, pasaban de largo como atraídos por la miel a las grandes obras de otras salas, pero, para ella, aquel pequeño lienzo era como una tela de araña de Leer más…

Jacob

El mundo de Jacob era pequeño pero hermoso. En él habitaban sus sueños, sus miedos, una pequeña planta carnívora y un deseo que floreció en su pecho durante una tarde de verano. En su mundo todo era sencillo; se podía ir caminando a todas partes y la gente con la Leer más…

47 años

Hay una hora en la que el día se besa con la noche y la tarde se sonroja. A esa hora los recuerdos se vuelven más intensos y se filtran a través de la quietud del ocaso, atajando al corazón desde el pasado como una fuente que borbotea. Es esa Leer más…