Jacob

El mundo de Jacob era pequeño pero hermoso. En él habitaban sus sueños, sus miedos, una pequeña planta carnívora y un deseo que floreció en su pecho durante una tarde de verano. En su mundo todo era sencillo; se podía ir caminando a todas partes y la gente con la Leer más…