Soledad

Guardaba, en un pequeño bote de cristal, todas las lágrimas que había derramado a lo largo de su vida. No eran muchas, pero no era el número lo que importaba; existen almas que se quiebran con una sola y la de Soledad era una de ellas. Caminaba despacio, como si Leer más…