Batallas

No lo vio venir. El golpe fue tan duro que el dolor llegó cuando cesó el zumbido en su cabeza. El oxígeno negó a sus pulmones y el suelo osciló bajo él como un terremoto, como si la existencia tirase de él y lo empujase al mismo tiempo. Lo más Leer más…

Puzle

Se abandonaba al recuerdo de las tardes plácidas de finales del verano, con el sabor de la melaza en los labios y la memoria de su piel todavía impresa bajo la suya propia. Para ella, viajar a aquel tiempo era como desgajar una naranja, sentir el jugo dulce del pasado, Leer más…

Nuestro futuro

Espalda con espalda se encontraron entre la bruma y los bostezos de un café de sábado por la mañana, con dos porras y una tostada con aguacate sobre pan de semillas que crujía, como su alma cuando se perdió en su mirada. Perdón, disculpa, sorry, se te ha derramado un Leer más…

Pasillos

Pudo llevarla hasta la puerta de la mano, pero no entrar con ella. Allí, entre una nube de batas verdes y rostros ocultos tras mascarillas, fue devorada por la mandíbula de un dragón de afiladas puertas, que batieron tras su paso como alas de murciélago. Y el pasillo quedó en Leer más…

El olvido

No se reconocía en las fotografías que poblaban sus estantes ni en los espejos burlones del pasillo. Aquella enfermedad tenía un nombre, pero él la llamaba olvido, el olvido que devoraba su pasado, que se divertía desordenando sus recuerdos, sacando de los baúles de su memoria retazos de tiempos pretéritos Leer más…

Las sombras del camino

Algunas mañanas le costaba respirar. Encogido sobre sí mismo se dejaba derrotar por las tristezas que, sin motivo aparente, lo asediaban, aquellas derrotas de un pasado gris que pesaban sobre su alma tanto como el plomo de la culpa. Levantar el vuelo se le hacía imposible y debía caminar entonces Leer más…

El invitado

Sentado a la mesa se deleitaba con las descripciones de los platos y los comensales que lo rodeaban. Después caminaba hasta la cocina acompañando al protagonista mientras este hablaba con un personaje secundario de esos que aparecen y desaparecen en las historias y de los que, a veces, uno termina Leer más…

El coleccionista

La primera vez que su madre lo llamó tarambana pensó que aquel sería un nombre perfecto para un payaso, y decidió guardar aquella palabra. Esa fue la primera de su colección. A partir de ahí comenzó a guardar en su interior todas las palabras que le provocaban sensaciones, que le Leer más…

Trazos

Sobre el papel blanco que poblaba su mesa de dibujo surgía, una y otra vez, aquel rostro que la obsesionaba. El grafito del lapicero volaba rozando a duras penas aquel lienzo y, de nuevo, su mirada, aquel mentón afilado, los ojos oscuros que le preguntaban: ¿Quién soy? Y ella no Leer más…