Cesar

Cesar no alcanzaba a mirar por la ventana del salón. Tan solo cuando saltaba veía, durante un instante, el continuo deambular de vehículos por la calle. “La eternidad es el tiempo sin ella”, pensaba, y volvía a saltar como si en una de aquellas piruetas, por arte de magia, Laura Leer más…

El duelo

—¡En garde! —gritó. Los floretes entrechocaron con brío cercenando el aire. Las cazoletas se enfrentaron cuando ambos contendientes acercaron sus rostros, sudorosos y enojados, justo un instante antes de arrojarse hacia atrás con ímpetu desmedido. El filo de su espada cortó el vacío donde hacía tan solo una milésima de Leer más…

Miguel

A Miguel le gustaba decir que a él lo habían nacido en Argamasilla de Alba, aunque, en realidad, su alumbramiento tuvo lugar en Cinco Casas. Era el pequeño de seis hermanos, cuatro chicos (Julián, Bernardino, Cristóbal y él) y dos chicas, Pepa y Lourdes. Cuando él nació ya vivían en Leer más…

Por garvidal, hace

Silencio

Dos velas encendidas sobre el aparador era toda la luz que necesitaba para sus noches en soledad. Hacía muchos años que el silencio había infectado su vida, primero desde sus pies, que dejaron de hacer ruido al caminar, luego desde sus manos, que quedaron mudas de caricias, y finalmente su Leer más…

Lola

Le gustaba observarlo de reojo mientras leía. Luciano se convertía en un mueble más de la habitación en esos momentos, capaz de difuminar todo a su alrededor como si la realidad tan solo fuera la vida que quedaba fuera del libro. Lola lo admiraba. Lo admiraba y lo quería, con Leer más…

María

Fue la última en abrir los ojos pero la primera en esbozar una sonrisa. Mi abuela siempre me dijo que había seres en este mundo que estaban destinados a ser las estrellas más brillantes, y María era uno de ellos. La vida se deshilachaba a su alrededor, como una gasa Leer más…

La noche

La noche me ha encontrado en una esquina mirando los callejones oscuros que recorrimos atados tú de mi mano, yo de tus labios y que hoy son, tan solo, lienzos mal pintados de sombras y recuerdos oscuros. Miro las calles que nos ampararon, los portales en los que los furtivos Leer más…

Ocupando espacio

“¿Y si el aire que respiro pertenece a otro?” Pensaba David Aracena cada mañana al despertar. Le aterraba ocupar un espacio que no le correspondía, reflejar la luz de alguien que la mereciera más. David Estorbo lo llamaban en el colegio, Contodotropiezo le llamaban en su casa, Siempreenmedio sus amigos. Leer más…

Por garvidal, hace