La vi marchar

Llegó hasta mí con la mirada derrotada, con ese aire de andar perdido de las personas que toman ansiolíticos para calmar un dolor incontenible. Vertió cada palabra con la medida justa, intentando no desbordar en lágrimas, y cada gesto buscaba ese equilibrio imposible ya de encontrar con el duelo marcado Leer más…

Consuelo

Caminaba a un paso de su madre, llorando desconsoladamente. Ella lo seguía con paso rápido, intentando alcanzar al pequeño que corría como una exhalación mientras lloraba. Pensó en lo veloces que son los niños, con esas piernas pequeñas, con esos pasos dubitativos, que corren sin mirar muy bien dónde van, Leer más…

Mi tiempo

Creo que lo dejaré para mañana; nada es tan urgente. He pensado mucho en ello, a veces diría que demasiado, y he llegado a la conclusión más razonable: Nada es tan urgente, nada. Al principio tuve la opinión contraria, siempre pensé que la vida no podía esperar ni aplazarse, debía Leer más…