El naufragio

Todo naufragio arroja restos a la playa. Van envueltos en restos de coral roto, amarrados entre algas que se empeñaron en retenerlos. Aquellos que dejaron nuestras naves nos son comunes, recuerdos de las derrotas que nos precedieron, jirones de velas que ya no tomarán al viento a la deriva, maderos Leer más…

La tormenta

Aquel año tan solo hubo una tormenta en junio, una de esas tormentas de primavera que desafiaba a la ciudad y peleaba con ella lanzándole todo lo que tenía, ráfagas de lluvia descomunales que anegaban las calles; truenos y relámpagos nunca vistos que partían árboles y quebraban voluntades. Los paraguas Leer más…

La vi marchar

Llegó hasta mí con la mirada derrotada, con ese aire de andar perdido de las personas que toman ansiolíticos para calmar un dolor incontenible. Vertió cada palabra con la medida justa, intentando no desbordar en lágrimas, y cada gesto buscaba ese equilibrio imposible ya de encontrar con el duelo marcado Leer más…

Flor de loto

La encontré sentada en el suelo, en la posición del loto, descalza, con los ojos cerrados y las manos sobre sus muslos con las palmas vueltas hacia arriba. Vestía uno de esos pantalones anchos que aparentan ser cómodos y una camiseta que transparentaba levemente sus pechos. El cabello, recogido en Leer más…

Vigilia

Cortó la cebolla en brunoise y aspiró profundamente el primer chisporroteo del aceite cuando la depositó sobre la sartén caliente. Era olor a hogar, a cocina de casa. Le asaltó de nuevo, como cada vez que comenzaba a cocinar, el recuerdo de su abuela, cómo cada vez que sofreía cebollas. Leer más…

El edificio

La única ventana de su cuarto daba a un patio de luces deslucido, lleno de paredes desconchadas y palomas, torcaces y tozudas que, como funambulistas, caminaban por las cornisas y las cuerdas ya vencidas de los tendederos. La mayoría de los balcones que daban a ese patio, antes tribunas de Leer más…

La niña

Aunque caminara sobre senderos de sal con heridas en los pies, nada volvería a dolerle tanto como dejar a su bebé en aquella puerta, esa que no volvería a cruzar. La había llevado dentro durante nueve meses y siempre la había sentido como un polizón, un intruso no deseado, un Leer más…

Año nuevo

Los días se alargan despacio, con ese sol de invierno de luz tenue pero intenso en las apoteosis de sus atardeceres. Las heladas patinan en el filo de la navaja que corta la noche en mañana, en esa hora que cruza a los madrugadores con los insomnes en los torneos Leer más…

Retoños

Se rompía, quebradiza, como una hoja seca de otoño, con el alma marchita de una vejez temprana. Tenía la esperanza prendida con alfileres oxidados que le arañaban el corazón a cada paso y los recuerdos felices, último tesoro de su alcancía, guardados en los cajones más profundos de su mente. Leer más…